Cómo optimizar tus desplazamientos para incrementar tu productividad

Es una especie de “no tiempo”: no estás ni en casa ni en el trabajo; no forma parte de tu vida pública y tampoco de la privada; no es una actividad inútil pero tampoco intrínsecamente útil.

El escritor italiano Italo Calvino hizo popular su descripción de la indescriptible periferia de cualquier ciudad moderna (ni urbana ni agrícola, ni llena ni vacía, ni habitada ni deshabitada) como un “no lugar”.

El desplazamiento hacia el trabajo y desde el trabajo, un puente entre el hogar y la oficina, es, con respecto a la jornada laboral, lo que el “no lugar” de Calvino es con respecto a la ciudad. Es una especie de “no tiempo”: no estás ni en casa ni en el trabajo; no forma parte de tu vida pública y tampoco de la privada; no es una actividad inútil pero tampoco intrínsecamente útil.

No obstante, es innegable que ninguna ley nos obliga a que el tiempo empleado en nuestros desplazamientos sea completamente improductivo. Al contrario. Tienes la opción de adelantar tu jornada laboral sacando tu dispositivo del bolsillo para echar un vistazo a tus correos electrónicos y citas. Es perfectamente posible repasar la agenda del día. Prepararte para tus reuniones y llamadas, esbozar documentos y charlas; considerar cómo abordar conversaciones y consultas importantes.

Pero, si concebimos como un “puente” los desplazamientos diarios, por qué no seguir con la metáfora.

Si concebimos como un “puente” los desplazamientos diarios, sigamos con la metáfora..

Si el desplazamiento es un período prolongado de inactividad forzosa antes de llegar al lugar de trabajo pero comienza la acción del día, es un momento perfecto para concebir estrategias. Piensa en esta estrategia como la construcción de un puente entre tus circunstancias profesionales actuales y el logro de los objetivos de tu profesión o trabajo.

La elaboración de estrategias para tu profesión o negocio es una cuestión de comprobar tus circunstancias actuales y tus objetivos, de considerar lo que debe suceder si se quieren alcanzar.

Puedes preparar una lista de los artículos que quieres leer o de los podcasts que quieres escuchar, con la intención de ampliar tu comprensión del contexto en el que opera tu empresa o en el que se realiza tu trabajo. Puede tratarse de material relacionado con tu industria. Estar al tanto de las cosas es generalmente un requisito para progresar en la profesión o en el mercado. Sin embargo, un sentido del contexto más amplio es incalculablemente valioso para progresar.

La idea, en esencia, es evitar quedarse estancado. Para seguir cuestionándose. Cuentas con todas esas charlas TED del mundo y discusiones sobre política, literatura, cosmología, neurociencia o medio ambiente para ayudarte.

Por supuesto, quizá prefieras simplemente agarrar el toro por los cuernos y planificar tu jornada laboral teniendo en cuenta los compromisos y los objetivos del día para evaluar cómo puedes alcanzarlos.

Aunque cada tarea específica a desarrollar posee su propia dinámica, establecer una estrategia clara al comenzar el día es una habilidad fundamental para guiar esa dinámica de manera útil. Así pues, metidos en un tren o un autobús, podemos llevar a cabo un repaso diario de los asuntos pendientes, considerar los objetivos más importantes del día y marcarlos como prioridad. Abordar la planificación de las tareas y los compromisos con un cierto sentido lúdico abre la posibilidad de que el desplazamiento diario resulte más entretenido. Incluso motivador.

Nuestra línea ADAPT de auriculares puede hacer este tiempo útil y cómodo. Nuestros auriculares están diseñados para soportar años de desplazamientos en medios de transporte público abarrotados, sin fugas de sonido que molesten a los demás. Y con cancelación de ruido activa, para que puedas permanecer concentrado en tu tarea mientras te desplazas.