Las microfrustraciones diarias forman parte de una imagen más preocupante

No podemos ignorar el impacto que el mal audio está teniendo en nuestro bienestar emocional

20 de julio de 2020 — Los acontecimientos del año 2020 han catalizado la fuerza de trabajo mundial y el trabajo a distancia se ha convertido rápidamente en la norma, difuminando las líneas entre el hogar y el trabajo. La investigación de EPOS ha encontrado que el 95 % de la fuerza de trabajo actual admite que su concentración y eficiencia en el trabajo ha sufrido debido a los reveses del audio, lo que ha resultado en un impacto emocional, ya que el 35 % informa de sentimientos de frustración, irritación y molestia debido al mal audio. Más preocupante aún, EPOS también encontró que el 25 % de los usuarios finales experimentan estrés y el 15 % de los encuestados incluso se sienten avergonzados o menos confiados.

Las malas experiencias de audio causan daño no solo a las organizaciones sino también al bienestar de un individuo. Las enfermedades relacionadas con el estrés son una de las principales causas de baja por enfermedad de los trabajadores en el Reino Unido, lo que supone un coste directo para la economía de unos 26.000 millones de libras esterlinas al año. La proliferación de la tecnología para dar cabida a las nuevas formas de trabajar hoy en día ha dado lugar a un aumento significativo del número de llamadas telefónicas y reuniones virtuales. Este cambio a lo virtual ha llevado a un aumento en el número de microfrustraciones diarias que se experimentan. Éstas son el resultado directo de las personas que responden a los casos de ruido de fondo (42 %), que tienen que repetirse (34 %) o que piden que se repita la información (34 %) .

Según Sir Cary Cooper, Profesor de Psicología Organizativa y Salud de la Escuela de Negocios de Manchester, la acumulación progresiva de estas frustraciones está teniendo un profundo efecto en el bienestar emocional de los empleados. Esto es motivo de preocupación, ya que los factores de estrés emocional pueden llevar a problemas que van mucho más allá de la simple pérdida de productividad.

"Los últimos meses han demostrado que los ambientes ruidosos no diseñados para el trabajo crearán situaciones más estresantes, particularmente cuando se combinan con expectativas más altas. Al estar los trabajadores remotos conectados con sus compañeros a través de múltiples dispositivos (teléfonos móviles, correos electrónicos y plataformas de comunicación y colaboración), la presión sobre los empleados para que entreguen resultados de forma casi instantánea ha aumentado. Sin embargo, este enfoque del trabajo no es sostenible y existe una clara responsabilidad de los empresarios de colaborar con sus empleados para encontrar las soluciones adecuadas para ellos. Trabajando juntos, las empresas pueden crear soluciones de mejores prácticas que eleven la moral del equipo, creen armonía y optimicen la productividad y la eficiencia del trabajo".

Millones de personas en todo el mundo se están reuniendo virtualmente y se espera que las cifras no dejen de aumentar. Microsoft Team recientemente comunicó un nuevo récord diario de 2,7 mil millones de minutos de reunión en un día. Con una gran parte de la fuerza laboral mundial que sigue trabajando desde casa, la cultura de estar siempre "en línea" y "disponible" establece un precedente potencialmente peligroso para los empleados. Saber cómo crear un equilibrio entre trabajo y vida nunca ha sido tan importante porque los comportamientos de tipo "siempre disponible" pueden contribuir a aumentar los niveles de estrés.

En los lugares donde se trabaja a distancia, el Dr. Cary Cooper cree que las organizaciones también deben considerar la posibilidad de combatir el presentismo. El dicho "fuera de la vista, fuera de la mente" es común entre los trabajadores remotos y para combatirlo se está produciendo un aumento en el número de reuniones virtuales. Sin embargo, estas reuniones adicionales a menudo no dan lugar a un aumento de la actividad. Cooper recomienda que tanto los empleadores como los trabajadores estén atentos al número de reuniones que se organizan, y señala que todo el mundo debería preguntarse: "¿podría en su lugar estar esto en un correo electrónico?"

¿Cómo nos afecta el sonido?
Si bien la oficina abierta fue una vez el modus operandi de la mayoría de las organizaciones, y un formato de trabajo que podría volver, para la mayoría de los trabajadores actuales ha surgido un nuevo conjunto de desafíos. Dado que gran parte de la fuerza laboral mundial sigue trabajando a distancia, el ruido sigue siendo una gran amenaza, no solo para nuestra productividad sino también para nuestra salud. Si bien hasta ahora no éramos conscientes del impacto negativo que el mal sonido tiene en nuestro bienestar emocional, el trabajo a distancia ha puesto este tema en el punto de mira y ha acelerado la necesidad de tomar medidas antes de que tengan un efecto perjudicial en la salud de los empleados.

Solo abordando las preocupaciones sobre el ruido a las que se enfrentan los individuos podemos mejorar la productividad y el bienestar de los trabajadores y, en consecuencia, empezar a liberar el potencial de nuestra fuerza de trabajo.

Si una persona se expone a sonidos molestos e intrusivos ("mal audio"), se puede producir una acumulación de fatiga y estrés con el tiempo. Esto se debe a que las sobrecargas sensoriales de audio golpean el cerebro y liberan la hormona del estrés cortisol, como respuesta. En exceso, el cortisol puede inhibir las funciones de la corteza prefrontal del cerebro, el centro mismo del aprendizaje y el procesamiento emocional que nos permite regular comportamientos reflexivos como el razonamiento y la planificación. La fatiga cerebral crónica y el aumento de los niveles de cortisol pueden conllevar a problemas a largo plazo. La exposición a ruidos que activan una respuesta de estrés inevitablemente desgastará a un individuo, causando problemas tanto mentales como físicos. "Si alguna vez has experimentado un día lleno de llamadas interrumpidas e ineficientes, puede ser agotador.

Esto se debe a que el cerebro está desperdiciando energía y capacidad cognitiva innecesarias para centrarse en el sonido relevante y deseado" dice Jesper Kock, Vicepresidente de Investigación y Desarrollo de EPOS.

"Cuando este esfuerzo es constante durante un período de días, semanas y meses puede tener un impacto sorprendentemente perjudicial en el bienestar. Es por estas razones que se ha vuelto tan importante el uso de un dispositivo que tiene un altavoz y un micrófono de calidad diseñados para manejar y cancelar los sonidos molestos".


. Las organizaciones necesitan crear una cultura de bienestar. Universalmente, las empresas tienen el deber de cuidar a sus empleados, particularmente mientras trabajan a distancia para asegurarse de que no se están sobrecargando. Es necesario que el bienestar de los empleados vaya en cascada de arriba a abajo. El 79 % de los responsables de la toma de decisiones están de acuerdo en que un buen equipo de audio, como auriculares, audífonos y altavoces, puede aliviar los problemas de audición tanto en las llamadas entrantes como en las salientes. Para mejorar aún más el bienestar, evitar el estrés en el lugar de trabajo y la acumulación de micro frustraciones, los líderes empresariales deben actuar como defensores de las políticas e inversiones en el lugar de trabajo que desmantelen los factores estresantes diarios, ya sean los problemas de audio, la falta de equilibrio entre el trabajo y la vida privada o las preocupaciones por la seguridad del empleo.

Información sobre EPOS
EPOS es una empresa de soluciones de audio y vídeo que diseña y comercializa dispositivos para profesionales de empresa y la comunidad de gamimg Mediante avanzadas tecnologías de última generación, la empresa danesa ofrece soluciones de audio y vídeo de alta gama con el diseño, la tecnología y el rendimiento como parámetros fundamentales. El establecimiento de EPOS se basa en la decisión de dejar que los segmentos de negocio de la empresa conjunta -conocida como Sennheiser Communications- entre Sennheiser Electronic GmbH & Co. KG y Demant A/S evolucionen hacia diferentes configuraciones.

Junto con la introducción de una nueva cartera de marcas propias, EPOS continúa vendiendo la actual cartera de Sennheiser Communications con la marca conjunta EPOS I SENNHEISER. EPOS es parte del Grupo Demant, un grupo líder mundial en tecnología de audio y audición.

Como tal, se apoya en más de 115 años de experiencia en los campos de la innovación y el sonido. Con sede en Copenhague (Dinamarca), EPOS opera en todo el mundo y cuenta con sucursales y socios comerciales en más de 30 países. Para obtener más información, visite www.eposaudio.com.