Caso de cliente: NATS

Además de proporcionar servicios a los aeropuertos del Reino Unido y gestionar todo el espacio aéreo superior del Reino Unido, NATS también proporciona servicios en todo el mundo que abarcan Europa, Oriente Medio y Asia. Para funcionar de forma segura y eficiente, la industria del control del tráfico aéreo (ATC) necesita estar a la vanguardia de las mejores soluciones tecnológicas.

«Una comunicación clara con los pilotos y la transmisión precisa de los mensajes cruciales es vital para un funcionamiento sin sobresaltos de los aeropuertos y del espacio aéreo. El circuito de comunicación debe ser siempre claro y correcto, con una calidad de audio elevada constante; simplemente, no hay tiempo para repetir. Una comunicación clara y concisa garantiza la seguridad de pilotos y pasajeros, y puede salvar vidas. Las líneas de comunicación deben ser estables, seguras y efectivas en todo momento, ya que cada segundo cuenta».

Adam Spink

Soporte de proyectos de operaciones ATC

La solución de audio para NATS tenía que cumplir una serie de criterios como:

- Eran necesarias una distorsión baja y respuesta frecuencial para ayudar a navegar con precisión en espacios aéreos atestados
- Claridad de audio absoluta con soluciones de alta calidad para bloquear el ruido ambiental y las interferencias
- Un equipo de audio robusto y duradero que minimice el riesgo de fallo técnico era imprescindible para los controladores de tráfico aéreo

Desde 2004, EPOS tiene la responsabilidad de suministrar equipo esencial para controladores de tráfico aéreo que dependen de la tecnología de audio para trabajar eficazmente. Richard Langley, gerente de categorías sénior y jefe del equipo de Cadena de Suministro de NATS, lleva más de 30 años en la empresa. Se formó inicialmente como controlador aéreo y, en la actualidad, es responsable de dirigir las estrategias de la cadena de suministro y las relaciones con los proveedores en lo que se refiere a las comunicaciones de los controladores aéreos, para lo que supervisa un gasto anual que supera los 20 millones de libras esterlinas. Una parte fundamental de su trabajo es asegurarse de que el equipo de controladores aéreos disponga del equipo con la mejor tecnología. NATS eligió inicialmente la serie COMMAND 46 para sus controladores de tráfico aéreo en una reñida licitación hace más de 15 años.

Descargar el informe completo